Miembros de la organización ecologista internacional Greenpeace, conocidos como “los Guerrilleros del Arco Iris”, combatirán en la Antártida a favor de la buena salud del medio ambiente. Greenpeace (Paz Verde) fue fundada hace 15 años en Canadá, tiene filiales en casi todos los países del norte y es conocida por sus acciones espectaculares en defensa de las ballenas y en contra del vertimiento de residuos radiactivos en los mares.

   La expedición al continente helado, que a fines de junio comenzará viajes de promoción y búsqueda de fondos por Europa, el primero de junio zarpará hacia el hemisferio sur con la intención de llegar a la Antártida a finales de este año. Durante su estadía en el sexto continente, que será de un año, los ecologistas piensan realizar algunas acciones del estilo de las que les dieron fama.

   Un portavoz de la filial española de Greenpeace comentó que esas acciones podrían estar encaminadas a mostrar su preocupación por el proyecto francés de construir una pista de aterrizaje, por la explotación petrolífera subrepticia e ilegal que está efectuando Japón y por la urbanización que siete estados hicieron de una isla antártica. Esta expedición, que será la primera realizada por una organización no gubernamental, “es la única forma de poder sensibilizar a la opinión pública acerca de los peligros que amenazan a ese continente”. Además, añadió el portavoz, “es la primera vez que tenemos oportunidad de actuar antes de que se produzca un desastre ecológico”.

   Una idea de la magnitud del esfuerzo que significará el viaje y la instalación y mantenimiento de una base permanente por un año, los responsables de Greenpeace lo ilustran refiriendo el millón de dólares, procedentes de las donaciones de sus simpatizantes, que invertirán en la tarea. Los ecologistas atribuyen a su acción también un cometido político: promover el Manifiesto de la Antártida, una declaración de principios sobre la futura gestión del continente. Esa declaración, de la que llevarán ejemplares en castellano, inglés, francés, holandés, danés, alemán y sueco, la harán pública en una ceremonia que se realizará “en un histórico lugar de la Antártida.

   Otro objetivo político de los Guerrilleros del Arco Iris, llamados así por el nombre (Rainbow) del primer barco que fletaron, hace 15 años, es solicitar su ingreso como miembros del tratado antártico en carácter de parte consultiva. “Será difícil que nos nieguen el ingreso una vez que acreditemos haber instalado una base permanente que, además, realizará trabajos científicos”, dicen. Andrew Hill, un ex miembro de la inspección británica en la Antártida, quien regreso hace dos años de la estación de Halley, que el Reino Unido ocupa en aquel continente, será el coordinador de la expedición, aunque no permanecerá el año completo en la base, ya que seguirá navegando por el continente y sus vecindades, cumpliendo tarea de apoyo y promoción.

   Ralph John, quien acaba de completar estudios en la universidad de Marburgo, Alemania Federal, será el científico e investigará los impactos humanos en el ecosistema antártico. Otro británico, Gerry Johnson, con 26 años de veteranía en viajes antárticos y ex empleado de la British Antarctic Survey será el mecánico. Habrá además un médico y un radiotelegrafista que están todavía sin designar. El buque es un remolcador transoceánico transformado para transportar mercancías y navegar entre hielos, con un suplemento para helicópteros, ya que llevará uno.

   La tripulación estará formada por 19 tripulantes y oficiales, un piloto de helicópteros. David Walley, quien rechazó un empleo en la British Antarctic Survey para volar para Greenpeace, el cineasta Axel Engstfeld y Edwin Mickleburgh, quien escribirá un libro sobre la expedición. Engstfeld, 33 años, considerado uno de los documentalistas alemanes más audaces y ganador del Premio de Cine Alemán de 1982, del Gran Premio Imágenes y Documentos en Figueira da Fox, Portugal y de la honorable mención en los festivales de Florencia, Oberhausen y Leipzig producirá un largometraje.

   Los ecologistas afirman que los antecedentes de Engstfeld les permitieron ya haber contratado la distribución de la película con la mayor red distribuidora de los Estados Unidos. Para Greenpeace el creciente interés científico por la Antártida, demostrado por varios gobiernos, está lejos de ser puro. “La razón de esta oleada de interés está clara: la perspectiva del desarrollo de la explotación mineral”. “El mineral que provoca mayor interés ahora es el petróleo que, según todas las apariencias, se puede obtener de los sedimentos de una cubeta sinclinal situada mar adentro”.

   Algunos países, como Japón, están quebrando la m oratoria sobre explotación de minerales en la Antártida, añaden. Esa explotación “será desastrosa” ya que “los menores derrames y escapes de petróleo de petróleo podrían ocasionar daños graves al frágil ecosistema antártico… un derrame podría verter petróleo durante meses bajo la masa de hielo oceánica antes de que pudiera ser detenido, pues el petróleo se degrada lentamente en un medio ambiente tan frío. Además, la explotación petrolífera en alta mar requeriría instalaciones situadas en las escasas zonas libres de hielo de la línea costera, que son las que gozan de fácil acceso al mar. En esas áreas, que solo suponen dos por ciento del continente, es donde está localizada la mayor parte de la fauna antártica”. (IPS Madrid, 2-6-1986).

Durante su estadía en esta capital, a la que llegó “para entregar los lazos que unen a España con el Mundo Árabe”, hablamos con Kassen Hammody, ministro de información de Irak, acerca del carácter de la revolución iraquí, del papel de la información en la lucha de liberación del Tercer Mundo y de la solidaridad con el pueblo palestino.

-¿Cuál es el carácter de la revolución del 17 de julio de 1968?
-Nuestra revolución, que fue llevada a cabo por el partido Bass árabe y socialista, es de carácter nacional, socialista, revolucionario y científico. Por eso no se limita a la región iraquí, sino que alcanza a toda la nación árabe.


-¿Es una experiencia válida para otros países del Tercer Mundo?
-Sí, ya que las condiciones heredadas en estos países son casi olas mismas, pues todos fueron objeto de dominación extranjera, del subdesarrollo y de la esclavitud en todas sus formas.


-¿Cómo definiría la misión de la revolución iraquí?
-La misión es construir una base para la liberación de todo el territorio árabe dominado por los extranjeros y los sionistas apoyados por el imperialismo, liberar al ciudadano árabe para que pueda desarrollar sus facultades creativas, concentrar todas las fuerzas de la Nación Árabe por la liberación de Palestina y los territorios ocupados y construir una sociedad árabe, unida y socialista. La revolución iraquí, por su carácter humano y socialista, se fortalece en su dimensión árabe y de masas.


- ¿Cómo se concreta el apoyo a la lucha del pueblo palestino?
-El problema de Palestina es el eje de la lucha árabe. Lo que algunos llaman ayudas no son más que obligaciones nacionales que el mando de la revolución y del partido creen fundamentales. No es ningún favor, ya que la nación árabe es una e indivisible, la patria es única y su liberación es una misión fundamental.


-… y ese apoyo…
-Abarca todo tipo de ayuda: la participación activa en la revolución palestina a través de la “Fla”, que es una organización árabe que cree en el papel nacional de la liberación de Palestina, ofreciendo armamentos y municiones, como así también el apoyo político y moral. Recientemente durante la agresión sionista en el sur del Líbano, el partido y el gobierno iraquí participaron ofreciendo voluntarios, armas, municiones, alimentos, equipos médicos y millones de dólares para ayudar al pueblo libanés y a la resistencia palestina.


-¿Cómo se expresa ese apoyo en el campo informativo?
- La información en el Irak está cargada contra los enemigos de Palestina y promueve la concentración de las masas en dirección a la liberación.


-¿Qué papel adjudica a la información en el Tercer Mundo?
- La cuestión tiene dos aspectos: por un lado la concientización de las masas hacia la superación de los residuos del colonialismo y la dominación extranjera, difundiendo información nacional que sirva a los intereses del pueblo. Por otro, la información puede participar activamente, en los países que creen en el socialismo, en el proceso de desarrollo que los mismos llevan a cabo, sin la participación de las masas no puede ningún partido, ningún poder, asegurar las condiciones objetivas para la realización de un programa progresista.


-¿Qué representa el partido Baas árabe y socialista?
-En nuestra opinión, representa a la vanguardia de la revolución árabe, en su  pensamiento revolucionario y científico. Su teoría, que ha conectado la lucha nacional con la liberación y el socialismo ofreció una teoría nueva del movimiento de la revolución árabe. Antes le faltaba ese contenido real.


-¿Cuáles son sus objetivos?
-La unidad, la libertad y el socialismo, que son el único remedio posible para las enfermedades de la sociedad árabe heredadas del colonialismo. Por eso el Partido Baas Árabe y Socialista está llevando a cabo realmente el movimiento de la revolución hacia la realización de los objetivos de la nación árabe en una sociedad socialista y democrática. También conduce la lucha diaria y permanente de sus militantes en todas partes de la nación árabe, contra la represión dictatorial, la agresión, la falsificación de la voluntad de las masas, los intereses de los monopolios y del feudalismo en contra de la codicia.


-¿Cómo ve la situación actual?
-En esta lucha integral, diaria y compleja se considera como una dirección real y efectiva el movimiento de la revolución árabe, siendo el partido mejor preparado en pensamiento, en voluntad y en claridad de visión para seguir en ese puesto con todo mérito. En esto no hay ningún prejuicio acerca de otras partes del movimiento de la revolución árabe. Si es así, después de 30 años de lucha permanente, lucha que llevó a cabo transformaciones radicales en la vida árabe, que ha cristalizado los inicios del futuro que creemos será feliz y próspero.

El escritor Mario Vargas Llosa recibió hoy el Premio Cervantes, considerado el Nobel de Literatura en castellano  y recibió elogios del rey Juan Carlos por sus anteriores ideas socializantes y su liberalismo radical actual. Con esta entrega el Cervantes ha cumplido su vigésima edición.. Con anterioridad lo recibieron diez escritores españoles y nueve latinoamericanos. Vargas Llosa, nacido en Arequipa, Perú en 1936, es titular de las nacionalidades peruana y española, ésta con carácter activo y la otra pasivo.

   El acto de entrega se realizó en el Paraninfo de la histórica Universidad de Alcalá de Henares a treinta kilómetros de esta ciudad, pueblo natal de Miguel Cervantes Saavedra, considerado el padre de la lengua castellana o española. El rey Juan Carlos puso énfasis en destacar que los escritores pueden influir sobre la colectividad, “ayudando a configurar determinados ideales y valores, contribuyendo a vivificar la memoria histórica, haciendo fructificar la conciencia crítica y la responsabilidad solidaria”.

   Asimismo destacó en el premiado “la pasión civil, el espíritu crítico para con la conflictiva realidad de su país, el conocimiento de sus tierras y gentes y la resistencia a olvidar las venturas y desventuras históricas de su patria”. El monarca, en un párrafo que fue seguido por murmullos, recordó que en la trayectoria de ese escritor “se observa también el predominio de los principios ilustrado, tenidos durante parte de su carrera por el influjo de las ideas igualitarias, socializantes y ya en su madurez por un liberalismo igualmente radical”.

   Vargas Llosa, en cambio, en su discurso omitió cualquier referencia a su pasado político, en cualquiera de sus variantes y por omitir, también se abstuvo de mencionar entre sus antecedentes, a ningún escritor hispanohablante, vivo o muerto. Por el contrario, mencionó a Malraux, Melville, Hemingway, Kipling, Kafka, Víctor Hugo, Stendhal, Faulkner, Johanot Martorell, Balzac, Flaubert y Tolstoi. Sin ellos, que deslumbraron su juventud y le enseñaron a animar los sueños gracias a las palabras, “no habría llegado a ser escritor”, dijo.

   El discurso del autor de “La Tía Julia y el escribidor”, se centró en demostrar que la ficción ayuda a las personas a superar sus frustraciones de la vida real. “Una ficción es, primero, un acto de rebeldía contra la vida real y, segundo, un desagravio a quienes desasosiegan el vivir en la prisión de un único destino, aquellos a los que solivianta esa tentación de lo imposible”, expresó.

   La ficción, prosiguió, “es algo más complejo que una manera de no aburrirse: el transitorio alivia de una insatisfacción existencial, un sucedáneo para ese hambre de algo distinto a lo que ya somos  y ya tenemos que, paradójicamente, la ficción aplaca al mismo tiempo que exacerba”. La ficción, insistió, “es testimonio y fuente de inconformidad, desacato del mundo tal como es, prueba irrefutable de que la realidad real, la vida vivida, están hechas apenas a la medida de lo que somos no de lo que quisiéramos ser y por eso debemos inventar unas distintas”.

   Pero el Quijote de Cervantes, el caballero de la desgarbada figura, al convertir en práctica cotidiana la ficción que el común de los mortales necesita para rellenar los vacíos de la vida, no se desdobla, sale de sí de verdad, cruza los límites prohibidos y ni los peores reveses consiguen regresarlo al mundo real. Vargas rememora que la empresa quijotesca ha dado tipos humanos excepcionales. “El progreso científico, social, económico, cultural, se debe a soñadores así”, como el Quijote.

   Por eso, concluyó, “si todos los seres humanos que recurren a las ficciones tienen por el Quijote una devoción particular, los que dedicamos nuestras vida a escribirlas, nos sentimos recónditamente afectados por su historia”. Una historia “que simboliza la que emprendemos cada vez que enfrentados a la página en blanco con la fantasía y las palabras, lo emulamos en el afán de arraigar lo imaginario en lo cotidiano, la ilusión en la acción, el mito en la historia y encontramos en su aventura aliciente para las nuestras”.

   l Cervantes fue concedido a Vargas Llosa el 29 de noviembre de 1994, por un jurado integrado por representantes de organismos públicos españoles, la Real Academia de la Lengua y de las Academias Hispanoamericanas. Tras siete votaciones, le fue adjudicado por mayoría. En anteriores ediciones lo recibieron Jorge Guillén, Alejo Carpentier, Dámaso Alonso, Jorge Luis Borges, Gerardo Diego, Juan Carlos Onetti, Octavio Paz, Luis Rosales, Rafael Alberti, Ernesto Sábado, Gonzalo Torrente Ballester, Antonio Buero Vallejo, Carlos Fuentes, María Zambrano, Augusto Roa Bastos, Adolfo Bioy Casares, Francisco Ayala, Dulce María Loynaz y Miguel Delibes. (Madrid, IPS, 24-4-1994)

Página 10 de 61