El primer ministro de Francia, Pierre Mauroy, inició hoy una polémica visita a España, mientras las relaciones entre los dos países atraviesan por una seria crisis, que estalló después que barcos de la marina gala cañonearan a dos pesqueros españoles. Un nuevo ametrallamiento producido hoy, la negativa francesa a presentar excusas, su anuncio de que volverán a disparar contra los pesqueros españoles que pesquen sin licencias en aguas de la Comunidad Económica Europea (CEE) y otros hechos presagian un difícil entendimiento entre los dos países.

   El presidente del gobierno español, Felipe González y su ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, se abstuvieron de concurrir al aeropuerto par recibir a Mauroy, quien fue acogido por el alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván. Mientras Mauroy llegaba a Madrid, en el puerto vasco de Ondarroa se realizó una manifestación en la que se gritó: “Franceses asesinos” y que precedió a una  huelga general que paralizó todas las actividades en esa localidad, en la que tienen base los dos pesqueros cañoneados el miércoles.

   La indignación española contra los franceses, expresada por todos los partidos políticos y medios de comunicación, creció hoy al conocerse que uno de los nueve pescadores heridos el miércoles sufrió anoche la amputación de una pierna. Los dos barcos españoles fueron atacados en aguas de la CEE y fuera de la zona de soberanía francesa. Las autoridades del país vecino admitieron que la orden de disparar fue dada por el Ministerio de Defensa y se justifican recordando que los barcos agredidos violaron varias decenas de veces su jurisdicción.

   José María Gorritxo, armador de uno de los barcos agredidos, afirmó hoy que su situación era legal, ya que la embarcación “iba en ruta, sin un solo kilo de pescado a bordo y en una zona donde es imposible pescar debido a la profundidad de las aguas”. El embajador francés en Madrid, Pierre Guidoni, afirmó que “las leyes comunitarias, que no son solamente francesas, establecen que los barcos de cada marina nacional lleven el de controlar y vigilar las aguas comunitarias”.

   Fuentes del gobierno español ponen en dudas si esas leyes pueden amparar una acción armada contra barcos pesqueros desarmados y señalan que, en todo caso, “La acción fue desproporcionada”,., Juristas españoles están analizando antecedentes, por encargo del gobierno, para estudiar la posibilidad de recurrir ante el Tribunal de Justicia de la CEE. Mauroy, quién llegó en su calidad de Alcalde de la ciudad de Lille, para participar en unas reuniones de la Federación Mundial de Ciudades Unidas, que preside el alcalde de Madrid, Tierno Galván. Esta calidad de su visita fue esgrimida para justificar la ausencia de González y Morán en el aeropuerto, aunque es usual que si un gobernante amigo llega en visita no oficial sea recibido por éstos. (IPS Madrid, 9-3-1983).

   Una feminista marroquí Zahia Essekali y un economista costarricense, Rafael Trejos Solorzano, son los principales candidatos para dirigir la Organización Mundial de Turismo (OMT), que tiene sede en esta capital. También son candidatos el nigeriano Matts Cosmez Ebaboje-Da Silva, el austríaco Willibald Pahr, el tunecino Mahjoub Guerfali, el portugués Jorge Campiños y el italiano Giuseppe Moretti. Sólo una falta total de acuerdo sobre uno de estos nombres podría abrir el camino a otra candidatura.

   El actual director ejecutivo, Robert Lonatti, un francés que ejerce el cargo desde hace 30 años, renunció a postular su reelección por grave problemas de salud. El Ejecutivo de la OMT se reunirá en Washington del siete al diez de mayo próximo y allí elegirá a uno de los candidatos para proponerlo a la asamblea general convocada para septiembre en Sofía, Bulgaria. La asamblea general, integrada por representante de 106 países que son miembros plenos de la OMT, tiene facultades para aceptar o rechazar ese candidato y designar otro, pero la costumbre señala que el acuerdo en el consejo ejecutivo es reflejo del acuerdo general entre los países.

   Sólo si ese acuerdo fracasase y si de aquí al diez de mayo ninguno de los candidatos lograse un apoyo generalizado, fruto de múltiples contactos, maniobras e intercambios diplomáticos, se podría hablar de un nombre ajeno a la lista formalizada el seis de este mes en la sede de la OMT. El consejo ejecutivo lo integran Argelia, Argentina, Bulgaria, Costa Rica, España, Estados Unidos, Etiopía, Francia, Gabón, India, Indonesia, Italia, Japón, Líbano, Nigeria, Siria, Ruanda, Sri Lanka, Suiza, Togo, Unión Soviética y   Zimbabue.


   La carrera por la sucesión de Lonatti se abrió en 1983 en la asamblea general de la OMT en Nueva Delhi, cuando su mandato fue renovado solo por dos años (en vez de los cuatro establecidos en su reglamen tl), en atención a su precario estado de salud.  Lonatti, quien imprimió su sello personal a la OMT, que muchas veces se confundió con su misma persona, hizo esfuerzos para asegurar la co ntinuidad de su equipo al promover la candidatura de su asesor, el español Ignacio Aguirre. La candidatura de Aguirre contaba con dos puntos en contra derivados de dos hábitos de las organizaciones internacionales: que la nacionalidad del máximo cargo ejecutivo de un organismo nunca coincida con la del país sede y que al haber sucesión ésta no recaiga en el mismo continente.



   Si bien hay casos en que uno de esos dos puntos suele ser obviado, se reconocen antecedentes en que lo fueran los dos pero, además, su propio gobierno vetó a Aguirre, con lo que su candidatura resultó tocada por debajo de la línea de flotación. Aunque un sector de la prensa española atribuyó ese veto a un enfrentamiento del frustrado candidato con el vicepresidente del gobierno, Alfonso Guerra, los motivos parecen haber sido otros. Si se hubiese mantenido esa candidatura, el gobierno español tendría que haberse enfrentado a la mayoría de los países del tercer Mundo, pidiendo que se dejasen de lado dos costumbres o normas tácitas de la comunidad internacional y ello para sostener un nombre ajeno a la línea gobernante.

   Medios próximos al Partido Socialista recordaron que Aguirre dirigió desde el gobierno la campaña periodística que obligó a Adolfo Suárez a abandonar la Unión de Centro Democrático (UCD), que también montó una Campaña del Terror (publicitaria) sobre el probable triunfo de Felipe González en 1982 y que grupos de periodistas democráticos lo acusaron de manejar el Fondo de los Reptiles (sobornos), cuando dirigió la Secretaría de Estado para la Información. “En esas condiciones era absurdo hacer una vasta campaña diplomática para lograr apoyo”, añadieron.

   La reunión del consejo ejecutivo conocerá el resultado de los contactos diplomáticos que se están realizando. Trejos Solorzano, económica, 41 años, aparece como “El candidato de América” ya que es el único postulado por ese continente y espera obtener, además, el apoyo de Europa Occidental. El candidato costarricense está integrado ahora en la comisión económica y social del Grupo de Contadora y fue presidente del comité de acción de turismo del sistema económico latinoamericano (SELA) en 1981.

   Zahia Eesekali, administrativista, es presidenta de la Asociación de Mujeres Funcionarias de Marruecos y directora de la Escuela de Formación de Cuadros Superiores del Ministerio de Turismo. La diplomacia marroquí se está moviendo para obtener el apoyo en bloque de África y Asia, continentes que tienen amplia mayoría en el consejo ejecutivo. Argelia, que había postulado su candidatura, la retiró a favor de Marruecos. Túnez sostiene la de Mahjoub Guerfali, 47 años, economista, destacado dirigente estudiantil hasta 1969 y actual director de turismo de su país. Medios diplomáticos señalan que su nombre podría ser vetado por los Estados Unidos.

   Aunque ningún país tiene derecho a veto en la OMT, quienes conocen su funcionamiento señalan que es difícil que los Estados Unidos puedan imponer una candidatura, pero que es imposible que alguien pueda resultar electo director ejecutivo con la expresa oposición norteamericana. Para los candidatos de Italia, Portugal y Austria vale una de las oposiciones señaladas para España: la de que de resultar electos sería repetir un continente en la dirección. Nigeria y Túnez pueden resultar poco gratos a los Estados Unidos, la principal potencia turística, Marruecos y Costa Rica quedan, en ese caso, como los principales candidatos. (IPS Madrid, 26-3-1985).

   El rechazo hoy por el gobierno español de las explicaciones de Francia por el cañoneo y ametrallamiento de dos pesqueros vascos, enfrió aún más las deterioradas relaciones entre los dos países. Mientras, un comandante francés reiteró hoy en Bayona que la solución contra quienes pescan sin licencia en aguas de la Comunidad Económica Europea (CEE), “es disparar y hundir un barco” y en España se aviva un tradicional sentimiento antígalo.

   Barcos de la marina francesa dispararon la semana pasada contra dos pesqueros vascos que faenaban sin licencias en aguas comunitarias e hirieron a ocho tripulantes, dos de ellos de gravedad. Fuentes gubernamentales francesas reconocieron que la orden de disparar emanó del gabinete del primer ministro, Pierre Mauroy. Las mismas fuentes señalaron que era necesario dar un escarmiento y “enseñar a los españoles que las leyes comunitarias deben ser cumplidas”. El gobierno francés lamentó las heridas de los pescadores pero insistió en que éstos eran culpables.

   Un tribunal francés absolvió hoy a los capitanes de los pesqueros vascos del cargo de “Abordaje”, efectuado por el gobierno francés y en base al cual se intentó justificar la agresión. Poco después de ser conocida esa sentencia, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España informó que entregó una nota al embajador de Francia, en la que “se rechaza con toda energía la alegación del gobierno francés de que la responsabilidad por los daños sufridos… incumbe a los capitanes de los buques pesqueros españoles".

   La nota añade que el gobierno español “dejando constancia de su voluntad de cumplir estrictamente sus obligaciones convencionales y respetar en sus términos la normativa pesquera comunitaria”, estima que las medidas adoptadas por el gobierno francés “son contrarias al derecho internacional y entrañan una violación del convenio europeo sobre la protección de los Derechos Humanos”. Por ello, considera que “el gobierno francés debe revisar con carácter inmediato esta política de uso de la Fuerza Armada y se reserva, caso de no ser así, la utilización de todos los derechos y acciones que autoriza el derecho internacional”.

   El gobierno español espera satisfacciones adecuadas del francés y que en caso contrario se verá obligado “a utilizar todos los mecanismos de arreglo pacífico de controversias” y también “a denunciar en instancias jurisdiccionales internacionales la política y la práctica del uso de la fuerza armada”. La oposición parlamentaria, a la izquierda y a la derecha del gobierno, criticó las actuaciones de éste y lo acusó de debilidad ante Francia. El líder de la oposición conservadoras, Manuel Fraga, afirmó que durante esta crisis el gobierno español “ha puesto en peligro nuestro fuero, nuestro huevo y nuestra dignidad”. La oposición criticó, sobre todo, que a los dos días de la agresión y sin que se dieran explicaciones satisfactorias, el primer ministro francés fue recibido en Madrid. (IPS Madrid, 15-3-1984).

Página 9 de 191