La organización no gubernamental Amnistía Internacional, de España,  convoca a medios nacionales e internacionales para presentarles una exhaustiva y detallada investigación, después de entrevistarse con más de 80 personas, en la que muestra cómo la acogida en España de los inmigrantes es un arma de doble filo y debe ser reformada. El acto se realizará el próximo 31 de mayo en Madrid y al mismo asistirán Esteban Beltrán, director de AIE y Virginia Álvarez, investigadora de la ONG.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No solo no se han traído a las personas refugiadas desde Grecia e Italia, o desde los campos limítrofes como Libia o Jordania, sino que además, las pocas que han llegado, o las que llegan espontáneamente, se encuentran un sistema de acogida arbitrario, discriminatorio e inadecuado conforme a los estándares internacionales y repleto de trabas.


Un limbo en los Centros de Estancia Temporal para Inmigrantes (CETI) de Ceuta y Melilla, donde no se aplican los mismos derechos que en la Península, pues hay una falta de información clara, veraz y comprensible, falta de procedimientos individualizados, en especial para personas en situación vulnerable, y abandono por parte de las autoridades: esa es la respuesta que España da a las personas refugiadas y solicitantes de asilo.


Los (CETI) de Ceuta y Melilla son establecimientos de la Administración Pública, concebidos como dispositivos de primera acogida destinados a conceder servicios y prestaciones sociales básicas, al colectivo de inmigrantes y solicitantes de asilo que llegan a alguna de las Ciudades Autónomas de España. Los CETI se inauguraron en 2000 y 2001, con capacidad de acogida de 512 plazas en la de Ceuta y 480 en la de Melilla, ambas ciudades del norte de España.

Los usuarios de los centros participan en actividades formativas y culturales con servicios especiales como la vigilancia de la salud mental, la celebración de entrevistas, elaboración de informes, detención de problemas y derivación a los servicios adecuados, así como el seguimiento de los usuarios tanto en procesos internos como externos. Lo más destacado es el servicio de atención sanitaria tanto privada como pública y el asesoramiento legal, con especial asistencia, estudios y apoyos a las solicitudes de asilo presentada por los usuarios. Además de las actuaciones jurídicas se deben destacar los programas de formación, tareas y estudios propios de la especialidad de cada uno, incluyendo clases de español, informática, formación sanitaria y personal y actividades lúdicas y deportivas. (Madrid, 25-5-2016)