Uno de cada 200 españoles será portador del virus del sida en el 2000, según proyecciones realizadas en un seminario médico y difundidas hoy en esta capital.

El contagio de sida (sindrome de inmunodeficiencia adquirida) por vía heterosexual crece en España y corresponde ya a 14,8 por ciento de los afectados, por encima del contagio entre homosexuales, que es de 12,6 por ciento.

Los usuarios de drogas por vía intravenosa siguen siendo el principal grupo de riesgo, por cuanto suponen 64 por ciento de los afectados, se informó en el seminario ''El sida en sus perspectivas clínicas y social'', realizado en Tenerife, isla del archipiélago de Canarias.

En los últimos años sólo ha descendido el índice de transmisión de sida de madre a hijo, según Angel Redondo, del Hospital Clínico de la oriental ciudad de Valencia.

Datos del Ministerio de Sanidad facilitados por los laboratorios MSD, organizadores del simposio, dieron cuenta de 707 casos de sida en niños menores de 12 años hasta el 31 de diciembre último.

También se informó que la infección por el virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida, es la primera causa de muerte en las prisiones españolas.

José María Gatell, del Hospital Clínico de Barcelona, reiteró que la combinación de fármacos en la primera fase de la infección es, de momento, la mejor arma para luchar contra la enfermedad.

El revés del tratamiento es la gran cantidad de pastillas que los pacientes deben ingerir, alrededor de 20 por día.

Rafael Nájera, jefe de Investigación en Retrovirus del Centro Nacional de Biología Celular, destacó que el principal avance en relación al sida es el tratamiento individualizado de los afectados, en función de sus necesidades.

Nájera explicó que ''se ha pasado de las mismas soluciones para todos a un tratamiento individualizado de acuerdo con la cantidad de virus en el paciente y la cantidad de defensas'' que presenta.

Es necesario controlar ''durante el mayor tiempo posible'' el aumento de carga viral, para transformar el sida ''en otra enfermedad de tipo crónico, como la diabetes'', agregó. (IPS-Madrid)