El ritmo inflacionario español siguió desacelerándose en junio, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, colocándose en 11,3 por ciento en el lapso mayo 1983-mayo 1984, frente a 12,2 por ciento para todo el año 1983.
El índice de precios al consumo (IPC) creció 0,5 por ciento en mayo, contra 0,4 en mayo de 1983, pero el acumulado en los primeros cinco meses de este año asciende a 3,8 por ciento contra 4,6 en igual período de 1983.
Aunque la variación del índice inflacionario está aún lejos del 8 por ciento anual que el gobierno socialista se propone lograr para fin de este año, las previsiones oficiales sobre los principales componentes de la inflación son optimistas en cuanto a la meta anual.
Para poder conseguir los tres puntos de desaceleración que aún restan, las previsiones esperan que la componente inflacionaria de las importaciones sea este año de sólo 0,5 puntos y la componente inflacionaria de los incrementos salariales de 2,5 puntos, contra 3 y 4 puntos, respectivamente, el año pasado.
La reducción del ritmo inflacionario es uno de los puntos centrales de la política económica del gobierno socialista asumido en diciembre de 1982, cuando la inflación anual se cifró en 14,1 por ciento. (Madrid, 29-6-1984)

Los países de lengua española podrán disponer a partir de mediados de septiembre de la certificación "gestión ambiental del proceso de diseño y desarrollo", Ecodiseño ISO 14006, que apunta a promover y apoyar el uso de productos sostenibles menos dañinos para el habitat.

La certificación, aprobada a fines de julio por la Organización Internacional para la Normalización (ISO), surgió como propuesta de varias empresas españolas que solicitaron su elaboración a Aenor, la entidad privada sin fines de lucro legalmente responsable de las normas técnicas en este país.

Leer más...

Una información del Financial Times señala que terminó la era de contención de los sueldos de los banqueros y que una consulta especializada indica que los sueldos de los ejecutivos de ese sector, en 2010, aumentó un 36 por ciento, por lo que los 15 responsables de los 15 mayores bancos europeos y estadounidenses vieron aumentar sus "salarios" en un 36 por ciento, o sea unos 6,8 millones de euros (9,7 millones de dólares). Y aunque pueda parecer mentira el aumento de las ganancias de esas entidades no llegó al tres por ciento, sin que nadie haya discutido, criticado ni analizado el desmadre entre esa reducción de las ganancias y el fuerte aumento de los salarios de los ejecutivos, que gozan de inmunidad.

Leer más...
Página 4 de 11