Málaga, ciudad española ubicada sobre la costa norte del Mar Mediterráneo, se puede convertir a corto plazo en la capital europea de la informática (un Málaga Valley), según el proyecto que debatirán el lunes 22 cincuenta directivos de compañías multinacionales.


   Málaga, ubicada a 500 kilómetros al suroeste de Madrid, tiene 550.000 habitantes, cien mil empresas, un aeropuerto que utilizan 50 aerolíneas con vuelos directos a 124 países, grandes infraestructuras portuarias y está comunicada con la capital y otras ciudades española por un tren de alta velocidad.


   En octubre de 2006 se constituyó en esa ciudad el Club Málaga Valley e-27, impulsor del proyecto que será debatido el lunes 22 y que reúne a las principales empresas del sector de las Tecnologías de la Información y el Conocimiento, al Ayuntamiento y a la Universidad de Málaga y a los representantes del Parque Tecnologico de Andalucía.


   Entre los miembros del Club se destacan la Asociación de Empresas Gestoras de Cooperación y Proyectos Inmobiliarios, Telefónica, los dos grupos de comunicación más poderosos: Prisa y Vocento, BBVA, Oracle, HP, Nokia, Jazztel, Fujitsu, Hispasat, IBM, Iberia, Alcatel y las asociaciones de usuarios de internet y de diarios españoles.


    Javier Cremades, presidente del Club, anticipó a IPS que el Plan que debatirán incluye también un programa de actuaciones ante la Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la Unión Europea,  para que lo que se realice tenga un carácter continental. Málaga puede ser la capital tecnológica europea, añadió, porque “ya posee uno de los mejores parques tecnológicos de España, una universidad con escuelas técnicas de primer orden y el compromiso de las autoridades municipales”.


     Ese tipo de actividades en realidad ya se iniciaron, pues en marzo Málaga fue sede de “Mundo Internet”, considerado un foro de referencia de los internautas, en el que se anunció que antes de un año esa será una ciudad Wi-Fi, o sea que en cualquier lugar de ella será posible conectarse a Internet sin utilizar cables.

 

    Silicon Valley es designada así porque las siliconas son indispensables para construir los semiconductores y los ordenadores y Valley la zona en que se instaló, en la Bahía de San Francisco, Estados Unidos. Otros centros tecnológicos creados posteriormente a los que también se conoce por esa denominación son Taejon Valley, en Corea del Sur y Bangalores Valley, en la India.


   Según el empresario hispano-argentino Martín Varsasky, creador de Jazztel, Málaga será la primera ciudad “FONera” del mundo, lo que significa que las conexiones a Internet se establecerán libremente vía Wi Fi. En la reunión celebrada en marzo recordó que el ejecutivo de Alcatel, Alfredo Redondo, ironizó diciendo que con estos avances se está rescatando la teoría de Cristóbal Colón “de que el mundo es plano”.

 

  Pero Málaga podrá transformarse también en un Silicon Valley Euro-Afro-Latinoamericano, porque confían en que se incorporen empresas africanas y latinoamericanas. Como uno de los ejemplos, Cremades señaló a IPS está la presencia en el proyecto en marcha de Varsasky y de Alfredo Redondo, presidente de Alcatel en América Latina.


   Y, concluyó, en lo que va de este año ya se registraron en Málaga quince millones de euros invertidos por las empresas en programas de investigación científica y tecnológica.


   José María Bergareche, consejero delegado (gerente ejecutivo) del Grupo Vocento, uno de los más fuertes grupos de medios de comunicación y uno de los que impulsan el proyecto, manifestó a IPS que “las tecnologías de la información y el conocimiento son herramientas de libertad para los individuos y para las sociedades. Por ello su desarrollo e impulso nos compete a todos: ciudadanos, empresas y organismos públicos”.


   En la convocatoria del encuentro se destaca que “en el desarrollo efectivo de la sociedad de la información reside en gran medida la clave para el futuro crecimiento económico sostenible”

 

   Y que “todos los indicadores confirman que en el actual contexto económico global  el esfuerzo de inversión en nuevas tecnologías resulta un objetivo estratégico. Los países más productivos y de mayor crecimiento económico son aquellos que en los últimos años han dedicado grandes esfuerzos al desarrollo tecnológico”.


   Además, se subraya que “La Sociedad de la Información dispone y dispondrá cada vez en mayor medida, de instrumentos y opciones con enorme capacidad para proporcionar de forma global múltiples oportunidades de desarrollo social, cultural y económico ajenas a todo lugar de procedencia.”


   Por ello, concluye, “cualquier persona; cualquier lugar del mundo puede enriquecer y contribuir al desarrollo de la Sociedad de la Información. Para ello, más que grandes recursos, hacen falta ideas. Málaga, quiere ser un foco de generación y atracción de esas ideas que sirvan de punto de referencia para el desarrollo tecnológico”


   Una característica de la reunión que se celebrará en Málaga el Lunes está que, además de las personalidades y representantes de grandes empresas y organismos internacionales, la misma estará abierta al público y a la prensa durante todo su desarrollo. (Madrid, 19-10-07)

 Los microcréditos concedidos a sectores desfavorecidos son un excelente sistema para impulsar el desarrollo de la economía, en especial en los países del Sur, dijo hoy a IPS el director de la Fundación Iberoamericana para el Desarrollo (FIDE), Antonio Vereda del Abril.


   La reina Sofía, cónyuge del jefe de estado español, el rey Juan Carlos, coincidió con Vereda del Abril desde Barcelona, ciudad ubicada al noreste del país, donde este jueves inauguró un diálogo internacional  sobre pobreza, microcréditos y desarrollo.


   Los microcréditos, señaló la Reina son "un eficaz instrumento de trabajo" con el que "afrontar el futuro de tantas personas que se debaten en la pobreza" en el mundo y “emprender el camino del desarrollo”.


   Estos créditos se otorgan a personas o pequeñas empresas, por sumas de hasta 20.000 dólares y sin necesidad de aportar las tradicionales garantías bancarias o hipotecarias, bastando como garantía un proyecto productivo que prevea la obtención de utilidades que permitan ir pagando la deuda paulatinamente.


   Vereda del Abril puso como ejemplo una experiencia impulsada por su Fundación en la cordillera del Merendón y en el Chepén,  en la república centroamericana de Honduras, donde con una aportación de 70.000 euros (unos 55.000 dólares) se formó un fondo rotativo de microcréditos. Los fondos se aportan a bancos comunales que administran mujeres de la región impulsando actividades agrícolas, negocios y servicios.


   Allí se constituyeron 36 bancos, cada uno de ellos integrado por 16 mujeres con un límite de hasta seis personas por familia, lo que ha permitido involucrar en ese proyecto de desarrollo “y que salgan de la pobreza” 3.456 personas, acotó el cooperante,

  

Su Majestad destacó esta práctica, que ofrece pequeños préstamos a personas que no pueden ofrecer garantías de devolución y que, dijo, se ha extendido "en forma imparable por todos los países del mundo", como una muestra de los aspectos más "positivos" de la globalización, un fenómeno del que resaltó "su estrecha conexión con la idea de solidaridad".


La reina, que se ha destacado desde hace años como gran impulsora de los microcréditos, siguiendo muy de cerca el trabajo en este campo de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), volvió a reivindicar hoy la utilidad de este arma, basada en "un amplio y profundo concepto de justicia", como la base que "nos conduzca a abandonar la pobreza extrema e iniciar el camino del desarrollo".


Alabando el trabajo en este campo realizado "en los últimos 20 años" por una "innumerable cantidad de personas", la reina destacó que los beneficiarios de este tipo de créditos, con sus proyectos económicos, "han producido, con tenacidad, una gran revolución, una pacífica y serena revolución" al convertirse "en auténticos protagonistas y motores de cambio de su sociedad".


La Reina Sofía, que acudió al Forum acompañada de su hija la Infanta Cristina, inauguró este diálogo junto a la duquesa María Teresa de Luxemburgo; el ministro de Industria, Comercio y Turismo, José Montilla; la secretaria de Cooperación Internacional, Leire Patín; el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall; y el alcalde de Barcelona y presidente del Forum 2004, Joan Clos.


La duquesa de Luxemburgo, muy implicada también en la difusión de las políticas de microcrédito, destacó los beneficios de este sistema comprobados por ella misma en los últimos años y consideró "prioritario" ahora establecer "una alianza entre la educación y los microcréditos".


MICROCREDITO Y EDUCACIÓN.

Un nexo que ya se está produciendo de forma natural, puesto que el 100 por ciento de las familias beneficiarias de los microcréditos del Grameen Bank, pionero en este campo, han podido financiar el acceso de sus hijos a la educación "y muchos de ellos son universitarios hoy", tal como pudo comprobar la propia duquesa en un viaje a Bangladesh.


Por su parte, Montilla remarcó la "apuesta del Gobierno español" por "impulsar y difundir estas líneas de trabajo" basadas en los microcréditos, al haberse "demostrado como elementos adecuados" para la erradicación de la pobreza. El ministro consideró muy importante la labor de estos microcréditos al "hacer posibles los proyectos de muchas personas que no disponen de fondos para desarrollar unas actividades económicas que se han demostrado viables y positivas"para sus propios países.


ESPAÑA DEDICA 200 MILLONES.

Según explicó la secretaria de Estado para Cooperación Internacional, España dedica más de 200 millones de euros a este tipo de préstamos, a través de su Fondo para la Concesión de Microcréditos, que beneficia a "más de 30.000 personas" en todo el mundo, principalmente en América Latina.


El presidente de la Generalitat subrayó la "verdadera innovación" que representa esta iniciativa al "establecer puentes de unión" entre "dos mundos tan lejanos como el de los pobres, y especialmente las mujeres pobres, y el mundo financiero y de los bancos". Esta aportación, "que rompe las barreras" existentes "entre las culturas dominantes y las dominadas", según Maragall, tiene además un beneficio para "la sostenibilidad", puesto que "es la miseria la que obliga a consumir sin medida la riqueza natural".


Por su parte, Clos calificó las políticas de microcrédito como "una revolución cultural" más que económica, al permitir acceder a estos préstamos a las mujeres, puesto que conforman la mayor parte de la población pobre mundial. "El cambio cultural" aportado por "esta fórmula extremadamente exitosa" ha sido el de ofrecer a las mujeres una "capacidad de desarrollo autónomo" que no les era posible en sus sociedades.


EL OBJETIVO: 100 MILLONES DE FAMILIAS EN 2005.

De hecho, el 96 por ciento de los 3,5 millones de beneficiarios del Grameen Bank, entidad financiera dedicada desde 1976 a la concesión de microcréditos en Bangladesh, son mujeres, según explicó hoy en el Forum su fundador, Muhammad Yunus, considerado como el "padre de los microcréditos" al ser el inventor y principal difusor de esta fórmula.


Yunus destacó el "momento crucial" en el que nos encontramos en el campo de los microcréditos, un arma para el desarrollo que apenas tiene 25 años de vida y que el año próximo cumple el plazo establecido para alcanzar los objetivos fijados internacionalmente: conseguir que 100 millones de familias pobres tengan un microcrédito.


En 2005, declarado el Año Internacional del Microcrédito, deberían haber un centenar de millones de familias pobres con microcrédito, un marco de trabajo que los Objetivos del Milenio de la ONU amplían hasta 2015, para el que se ha fijado el objetivo de reducir a la mitad el número de personas pobres en el mundo. Actualmente, 1.100 millones de personas --el 21 por ciento de la población mundial-- vive bajo el umbral de la pobreza, es decir, con menos de un dólar al día.


El diálogo que se inauguró hoy en el Forum 2004 pretende debatir los principales retos en el campo de los microcréditos y en el trabajo para el desarrollo de los países pobres, de cara a afrontar el objetivo de erradicación de la pobreza establecido en los Objetivos del Milenio de la ONU. (Madrid, 15-7-2004)

El presidente de la transnacional española Telefónica, Juan Villalonga, dijo hoy que su compañía dará prioridad a los contenidos que circulen por sus estructuras de telecomunicaciones y no a éstas, como hizo desde su creación, a principios de siglo.

 

   Villonga habló en la Asamblea de Accionistas de la empresa, y dijo que “lo importante ya no es el canal (de telecomunicaciones) sino lo que circula por él”.

 

   La producción de contenidos, añadió, es un sector de actividades que cada vez generará mayores rendimientos a su empresa, por lo que se convertirá en una línea prioritaria de actuación.

 

   En ese sentido, informó sobre las inversiones realizadas, que en los últimos meses se concentraron, en su mayoría, en medios de comunicación.

 

   Su última compra, aprobada por la Junta de Accionistas realizada este viernes,  de la productora de televisión holandesa Endemol Entertainment, significó la inversión de aproximadamente cinco mil millones de euros.

 

   De un total de 4.600 millones de acciones que representan a su capital, 215,2 millones se dedicaron a la inversión en Endemol Entertainment, en tanto que 5,2 millones fueron destinados a la compra de los títulos de la brasileña Telesp.

 

   La estrategia de Villalonga apareció ante los accionistas avalada por los resultados del último ejercicio, en el que su grupo ganó aproximadamente 1.400 millones de euros, lo que supone un 38 por ciento más que en el ejercicio anterior.

 

   Las mayores ganancias se basaron en la colocación en Bolsa de títulos de sus filiales y en las utilidades logradas en el sector de la telefonía móvil, en tanto que su actividad tradicional, que se concentra en su matriz española, arrojó pérdidas por primera vez en su historia.

 

   Juan Villalonga fue designado presidente de Telefónica por José María Aznar, en 1996, a las pocas semanas de asumir éste la presidencia del Consejo de Ministros. En aquella época el Estado español era el mayor accionista de la empresa, con el 21 por ciento de las acciones, situación que terminó en febrero de 1997, cuando se consumó su total privatización.

 

   El Estado se reservó, sin embargo, una acción de oro (“golden share”), que le permite vetar decisiones estratégicas, como la venta de la compañía, pero que no le permite intervenir en su dirección ni en el nombramiento o veto de sus directivos.

 

   Una de las iniciativas más polémicas de Villalonga, que le acarreó críticas desde el Gobierno y la oposición, es el establecimiento de una opción de compra de acciones (“stock opcions”) para las cien personas que ocupan los puestos más altos de la empresa, él entre ellas.

 

   Esos ejecutivos optaron a la compra, al precio del día en que informaron de su disposición para comprar, pero con la posibilidad de esperar un año, o dos, según el caso y recién entonces concretar la operación, o anularla.

 

   Si al momento de concretar la operación la cotización de las acciones subió, como ha ocurrido, se benefician pues deben pagar el precio del día en que informaron de su disposición y si hubiera bajado, no perderían nada pues, simplemente, anularían la opción.

 

   Esa operación, explicó este viernes Villalonga, le costó a la empresa sólo diez millones de euros y fue un importante incentivo para los ejecutivos. Eso sí, reconoció, “fue un error no extender las stock options a todos los empleados”, motivo por el cual este viernes la Asamblea aprobó ampliar ese sistema a todos los trabajadores de Telefónica.

 

   Esta transnacional española, la más importante del país por su capital y cifra de negocios, posee inversiones y filiales en Argentina, Chile, Brasil, Perú, Guatemala, México y Estados Unidos de (norte) América. (Madrid, 7-4-2003)

Página 8 de 11