El hambre se está produciendo en todo el mundo, pero lo terrible es que en todas partes lo sufren algunas personas y en otras comen muy, pero muy bien, aunque desde luego es cierto que muy pocas son las que comen muy bien y una gran cantidad pasan hambre, sobre todo en los países del sur de América, en África y en Asia. Un informe producido por la organización “Acción contra el Hambre” señala que en los últimos tiempos se han producido en el mundo seis emergencias de nivel tres, el máximo nivel según la clasificación de la Organización de las Naciones Unidas, lo que oprime a Siria, Yemen, Iraq, Sudán del Sur, República Centroafricana y Filipinas.


Esta ONG señala que desde la Segunda Guerra Mundial (sufrida desde 1939 a 1945) se ha producido un récord en la cantidad de personas desplazadas y refugiadas, lo que llegó a totalizar 65,3 millones de desplazados y 21,3 millones de refugiados. El director general de la Acción contra el Hambre, Olivier Longué, acaba de decir que “Hoy más que nunca el hambre y la desnutrición son el barómetro de las grandes crisis humanas y en 2016 sus medidas se han disparado en numerosos lugares del mundo debido a conflictos que generan hambre”, Pero algo muy importante es otra información que dice: “Hoy hay un 11% menos de niños desnutridos que en 1990. La forma más leve de desnutrición, la crónica, también se ha reducido un 36% en el mismo periodo".


   Estamos en el buen camino, innovando y mejorando continuamente las herramientas para erradicar la desnutrición. El acceso al tratamiento nutricional se ha duplicado en los últimos años, pasando del 10 al 20% de niños desnutridos con acceso a tratamiento, también ha habido avances políticos y la seguridad nutricional está ahora en la agenda de los principales donantes… pero todos estos logros peligran por el exponencial aumento de la violencia en el mundo.

Longué informa subrayando lo que pasa en muchos países del Tercer Mundo, en los que “Este año hemos visto cómo las guerras generan hambre no solo en Siria, también, y en dimensiones mucho mayores, en otros conflictos menos visibles como los de Yemen, Sudán del Sur, República Centroafricana o Nigeria”, ha añadido. En el noreste de este último país se acaba de decretar nivel de hambruna.    

         
    Para hacer visibles estas grandes crisis que generan hambre, Acción contra el Hambre ha decidido sacar a la calle escenas cotidianas de estos países y de otros lugares como Sahel, Iraq o Filipinas… con una estética similar a la de la publicidad mundial de una famosa marca de móviles, que durante el último año ha empapelado las principales ciudades del mundo con fotografías de personas anónimas en su vida cotidiana tomadas con un smart phone. Shot In 2016 nos recuerda, con la misma estética y herramientas que el popular teléfono móvil que existe otro día a día lejos de los selfies, las fotografías divertidas y los espectaculares paisajes.


   “Hemos querido hacer un guiño a una campaña de alcance masivo a nivel mundial que apelaba a la participación ciudadana invitando a enviar selfies, paisajes y fotos divertidas para tratar de mostrar al mundo que hay otras realidades cotidianas, las de 795 millones de niños, mujeres y hombres que viven amenazados por el hambre, que también pueden ser fotografiadas cada día. Muchas veces es más potente una mirada o un gesto cotidiano expuesto a las miradas de los ciudadanos que un aluvión de información, con lo que confiamos en que esta campaña desencadene la movilización necesaria para poner en marcha a la primera generación que puede acabar con el hambre en el mundo”, explicó la directora de Comunicación y Fundraising de la organización, Carmen Gayo.
 

   Las fotografías de escenas cotidianas de 13 países estarán expuestas durante varias semanas en marquesinas y vallas de Madrid, en la propia sede de Acción contra el Hambre y podrán visitarse en www.shotin2016.org. La campaña cuenta también con un spot en el que se dan paso, sobre un base de hip hop, estas otras escenas cotidianas y que concluye con una frase contundente (“ahora tu móvil también puede cambiar el mundo”) y una petición “envía ACCION al 28010” para colaborar con Acción contra el Hambre.

    Ésta será también la primera campaña con la que Acción contra el Hambre lanza su renovada marca, con la que persigue expresar claramente qué cosas son por las que hay que moverse y contra cuáles hay que combatir.   

Las grandes crisis de 2016 (Información de Acción contra el Hambre)
•    Nigeria: la recuperación de zonas al control de Boko Haram ha destapado la enorme crisis nutricional del noreste del país. Solo en el estado de Borno hay 244.000 niños al borde de la muerte, con desnutrición aguda severa.  
•    Sudán del Sur: 4,3 millones de personas sufren inseguridad alimentaria severa. La comunidad humanitaria trabaja a destajo para impedir una crisis como la de 2014.
•    Sahel: cada año, también en 2016, casi 6 millones de niños están en riesgo de sufrir desnutrición aguda durante la estación del hambre
•    República Centroafricana: aunque los enfrentamientos entre la coalición Seleka y las milicias antibaraka han reducido su intensidad en 2016, más de 800.000 personas siguen sin poder volver a su hogar
•    Ecuador: el sismo del 16 de abril dejó más de 383.000 daminificados.
•    Filipinas: conflictos invisibles como el de Mindanao torpedean los avances en la reducción de la desnutrición. 4 millones de niños filipinos padecen desnutrición crónica.
•    Siria: más de 5 millones de personas viven en zonas de difícil acceso para la ayuda humanitaria y otros 4,8 millones han salido del país
•    Líbano: con más de un millón de refugiados sirios en su territorio, los servicios públicos del país se encuentran colapsados
•    Irak: la ofensiva del Estado Islámico ha hecho que 10 millones de iraquíes necesiten urgentemente ayuda humanitaria
•    Grecia: pese a a indignación mundial, nada ha detenido hasta el momento el tránsito de refugiados que tratan de alcanzar por mar la costa europea
•    Yemen: el conflicto desencadenado en abril de 2015 ha obligado a más de 3 millones de personas a dejar sus hogares
•    El Niño: 60 millones de personas se han visto afectadas en 2016 por el peor episodio de este fenómeno en los últimos 50 años
Las cifras del hambre en 2016
•       50 millones de niños (0-59 meses)  viven con desnutrición aguda (1 de cada 12). Entre ellos 16 millones padecen desnutrición aguda severa (el 2,4% de los niños en el mundo). Pese a que el acceso al tratamiento nutricional se ha duplicado en los últimos años, pasando del 10 al 20%, hoy todavía solo  1 de cada 5 niños desnutridos tiene acceso al tratamiento que necesita.
•    
•       Objetivo de Desarrollo Sostenible nº 2 es la erradicación de la desnutrición aguda para 2030.  795 millones de personas viven subalimentadas en el mundo (216 millones de personas menos que en 1992, pese a que la población ha aumentado en 1.900 millones de personas).  La nutrición deficiente provoca casi la mitad (45%) de las mujeres de niños menores de cinco años: 3,1 millones de niños al año


Acción contra el Hambre es una organización humanitaria internacional que lucha contra las causas y los efectos del hambre. www.shotin2016.org. Salvamos la vida de niños y niñas desnutridos. Garantizamos acceso a agua segura, alimentos, formación y cuidados básicos de salud. Trabajamos también para liberar niños, mujeres y hombres de la amenaza del hambre.